The Florida Project. La inocencia de la niñez entre helados, outlets y souvenirs

Entre la pobreza y la magia de Disney. Justamente ahí es donde se erige The Florida Project, la última apuesta del director Sean Baker que viene a romper estereotipos y a instalar de forma honesta el tema de la pobreza en un lugar comúnmente asociado al encanto, las vacaciones y los sueños. Es un trabajo hecho de colores pastel y que, pese a la calidez de sus tonos, está destinada a romperte el corazón.

Moonee –retratada a la perfección por la pequeña Brooklynn Prince– es una niña de 6 años que vive junto a su mamá Halley (Bria Vinaite) en un motel en Florida. Acaba de llegar el verano y Moonee y sus amigos solo tienen una preocupación: pasarlo bien. A su edad no existe el cuestionamiento sobre la pobreza ni la precariedad de sus destinos, y la vida se mueve entre la belleza de los alrededores donde se esconde la fealdad de una triste realidad.

Sean Baker contactó a Bria a través de Instagram y después de una pequeña audición quedó seleccionada para la cinta. Ella y Brooklynn llevaron la complicidad que generaron en la vida real a la pantalla grande en una relación de hermanas, más que de madre a hija, capturando así las vicisitudes que significa la maternidad adolescente.

Willem Dafoe, en tanto, lleva el toque de sabiduría y experiencia, no solo en el sentido de mostrar su bagaje dentro del reparto y con eso dirigir esta obra en escena (demás está decir que los niños estaban fascinados de actuar junto al Green Goblin), sino que también en el de representar un papel lleno de cariño y simpleza, uno de los más destacados que ha hecho a la fecha.

Prince es la pequeña heroína de esta increíble historia. En medio de helados, outlets y souvenirs Moonee vive al margen de un mundo que solo es posible en sus sueños y su actuación, literalmente, se roba la película.

The Florida Project se estrena en cines el próximo 01 de marzo.