Foals: fiesta y desenfreno

Un año y un día tuvieron que esperar los fans de Foals para verlos tocar en Chile por primera vez en solitario. Las expectativas eran altas tras sus bien catalogadas presentaciones en varios festivales de Europa así como en shows a lo largo y ancho de Estados Unidos, así que después de la recuperación de su líder, Yannis Philippakis, y la puesta en marcha nuevamente del tour solo aumentaron las emociones por este lado del continente.

Con puntualidad inglesa la banda salió al escenario del Teatro La Cúpula el pasado miércoles, recinto que a una semana del show se vendió completamente. El resto fue historia, una masa sudorosa de fanáticos que gozaron su presentación de principio a fin nos mostraron por qué Foals son unas de las mejores bandas que tiene que ofrecer el Reino Unido en la actualidad.

El show comenzó con un Prelude melódico que encendió la curiosidad del público. Todos esperaban hasta el último acorde antes de que se desatara la locura, y así fue cuando comenzó a sonar Snake Oil. Los “potros” fueron generosos: su concierto duró más de una hora con una potencia que incineró el pequeño Teatro La Cúpula, y encima le regalaron a sus fanáticos Hummer, una rareza poco tocada en vivo.

¿Una deuda más que saldada? Después de la frustración de reagendar la gira no solo de parte del público, sino también del mismo Philippakis, que se mostró triste por tener que posponer esta parte del tour, los resultados fueron más que satisfactorios. “Ya estamos de vuelta”, dijo Yannis en medio de un concierto que hizo vibrar a todos hasta que sonó la última nota.

La transformación de su líder y del resto de la banda a lo largo de los años ha quedado demostrada en la confianza que hoy derrochan en escena. Ya sea por la ayuda del alcohol –como ha señalado el mismo Yannis en varias entrevistas– o el bagaje que les ha brindado estar de gira, Foals da la razón en por qué fueron headliners de Glastonbury o por qué llenaron el mítico Wembley a comienzos de este año.

La pregunta es, ¿cuánto más tendremos que esperar para verlos nuevamente? Los chicos afirmaron que les gustaría estar de vuelta pronto pero que solo regresarían con un disco bajo el brazo, lo que en promedio sería en uno o dos años más, una espera que después de todo esto, definitivamente nos parecerá un poco larga.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *