Alice Glass acusa a su ex compañero Ethan Kath de violación y abuso

Hoy la ex líder de Crystal Castles, Alice Glass, liberó un comunicado donde explicó las razones por las que dejó la banda hace tres años. En la nota que posteó en su sitio web el abuso que sufrió por años de parte del cofundador del dúo electrónico Ethan Kath (cuyo nombre real es Claudio Palmieri). Si bien la cantante habló anteriormente de su experiencia de abuso en el pasado, había algo que mantuvo en silencio: el nombre de sus agresores. Como todas las otras víctimas lo hizo por temor, miedo o simplemente por haber recibido amenazas de parte de ellos.

Alice aprovechó este momento en el que muchas mujeres están denunciando y decidió relatar los terribles maltratos que vivió con Palmieri mientras trabajaron juntos. “Lo conocí cuando estaba en décimo grado y la primera vez en que se aprovechó de mi fue cuando tenía 15” señaló la cantante, que además del abuso psicológico también fue sometida a violencia física y relató que fue forzada a tener sexo o no volvería a ser admitida en la banda.

En los primeros años de Crystal Castles Claudio no solo minimizaba su aporte a la banda, sino que controlaba lo que decía, lo que comía, lo que usaba, sus redes sociales y sus amistades. Todo esto la mantuvo por años con un autoestima por los suelos y batallando con pensamientos suicidas día a día. Hoy Glass dice que dejar la agrupación fue la decisión más difícil pues la banda significaba todo para ella, pero que al final fue lo mejor.

Puedes leer su declaración completa aquí.

La misoginia en la industria de la música, así como en muchas otras áreas, es el peor secreto mejor guardado. Desde ser acosadas en los moshpits en conciertos hasta quienes detentan altos cargos, la violencia no discrimina a nadie. No nos olvidemos de Ke$ha presentando una demanda en contra de su productor Dr Luke, o de Lady Gaga hablando de la violación que sufrió a los 19 años de parte de un ejecutivo discográfico mucho mayor que ella. Esta es simplemente la punta del iceberg y esperamos que se sepa todo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *