No perdamos el amor a la música en vivo

Hace poco veía en youtube un video de un concierto antiguo, grabado profesionalmente, donde podías ver a la gente saltando, gritando y coreando las canciones con el alma. Se podía ver una conexión entre aquel que estaba en el escenario y el espectador, donde el feedback venía desde ambos lados.

A lo que terminó, me puse a leer los comentarios del video donde todos se quejaban de que ahora en cada concierto ves miles de celulares filmando, y que nadie presta mucha atención al artista. Lo que me llevó a recordar lo lindo de ir a un concierto en aquellas épocas donde no había celulares con pantallas brillantes que tapan la vista y te sacan de foco, ni selfie-sticks por todos lados peleando por un espacio para tener un mejor registro, ni gente conversando de cosas que no tienen nada que ver a lo que está pasando en el escenario.

Y ahí fue que pensé, lo triste en que los conciertos en general se han convertido, que pena por los festivales, porque es ahí donde más sale a la luz el poco interés que tienen las nuevas generaciones por la música en general. Y es que ir a un festival es simplemente para algunos un gesto de moda, algo donde deben ir y mostrarte porque es cool. Y no importaría si fuera solo así, porque tal vez ahí ven una banda que jamás en la vida escucharon y terminan súper fans. Pero no, eso no pasa y es porque se perdió el respeto por el artista y si no te gusta lo que están tocando, estás ahí grabando con tu celular para luego subirlo a redes, ganar más views o likes y poder demostrar con pruebas lo cool que eres porque estuviste ahí.

Me pregunto, qué paso con la capacidad de asombrarnos y de maravillarnos con la música. Si no nos gusta pasamos a otra cosa, hablamos, conversamos, mandamos mensajes por redes, nos tomamos fotos, en el fondo molestamos al resto y de esa forma faltando el respeto a un artista que está entregando lo mejor de si para quienes fueron a verlo, así como aquellos fans que si están pendientes y concentrados en el show.

Se que en el mundo actual vivimos muchas cosas en el día a día y por lo mismo tenemos la necesidad de tener presente todos aquellos instantes que nos son importantes y para ello que mejor que el celular, que permite capturar el momento que estamos viviendo, pero que pasa si antes de capturarlo, mejor lo vivimos? Nunca veremos ni sentiremos lo mismo viéndolo a través de nuestros ojos que por medio de un aparto, estaremos pendientes de otras cosas, como de que no salga borroso, que no se mueva mucho el video y así perdiendo para siempre el poder disfrutar de ese instante en específico, capturando entonces algo inexistente, la utopía de aquello que creímos haber vivido pero nunca fue.

En el fondo y con está opinión lo que les quiero decir es que debemos volver a tener respeto por el artista que se está presentando. Si no te gusta no te pongas adelante porque ese espacio es para los fans mas acérrimos, y si te toca estar adelante no molestes con conversaciones, fotos, vídeos, etc. trata en cambio de sorprenderte, de disfrutar la música, porque para eso son los festivales o conciertos, no para ir a posar, por lo menos nunca fue inicialmente su objetivo.

Y lo mismo va para ti, el fan que fue por ver a la banda, deja los vídeos para otras personas, disfruta que para eso vas, para vivir una experiencia con el artista. Siempre hay un profesional al que le pagan por grabar o subir fotos, los cuales siempre serán mejores que los tuyos. Mi consejo es que no dejes de vivir a través de tus ojos, eso es mucho más valioso y reconfortante que hacerlo a través de un aparato electrónico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *