Puntos, muchos puntos: El universo de Yayoi Kusama

obsesion

Yayoi Kusama tenía 24 años cuando comenzó a ver puntos, literalmente puntos en todo su entorno. La artista japonesa, pionera del arte pop de los 60, actualmente vive en un siquiátrico y plasmó su enfermedad-trastorno obsesivo compulsivo- en gran parte de su obra de los años 80.  Todo esto se puede ver en la muestra “Obsesión Infinita”,  disponible en el Centro de las Artes 660, en Las Condes, y es algo que realmente nadie se puede perder. Hay óleos, videos y esculturas. Pero, sin duda, lo más especial son las instalaciones.

La más popular entre el público se llama “Infinity Mirror” y es una sala oscura, pero que brilla por las 200 luces de diferentes colores que se multiplican por los espejos en las paredes y el agua en el piso. La sesión es indescriptible. Quizás es como morir y despertar flotando en el universo. Todos los que asisten inmediatamente bombardean con fotos. Y es que para qué estamos con cosas, esa belleza es para tomar  una selfie especial.  Son pocos los minutos que se puede estar en la instalación, así que nuestra recomendación es también tomarse un minuto para experimentar el lugar.

Otras sala entretenida se llama “I’m here but nothing” y hay más de 15 mil lunares flúor que reaccionan con la luz ultravioleta. El lugar está ambientado como el living de una casa común: con un comedor, sillas y espejos. Pero nuevamente hay puntos, puntos brillantes por todo lados. Ahora si a ustedes les gustaría hacer algo parecido existe la posibilidad en la sala “Obliteration”, la que partió como una habitación absolutamente blanca, pero que ahora está llena de stickers con puntos de colores que la misma gente pega en el lugar que desea.

Finalmente, la última instalación se llama “Phalli’s Field” y sólo se puede estar 20 segundos. Cada persona entra sola, por ese lapsus de tiempo, pues es muy chica. Ahí verá un homenaje a falos rojos y blancos, de diferentes tamaños y formas. Por supuesto, también decorados con puntos rojos. Les dejamos la información por si se animan a ir: la entrada es liberada de 10 hasta las 16:30 horas. Después son $3.000 adulto mayor y $5.000 estudiantes, ¡no se la pierdan!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *