Cómo A24 vino a cambiar los paradigmas de la escena fílmica de Hollywood

La distribuidora indie A24 puede que no aparezca en el tope de las listas cuando hablamos de éxitos de taquilla, sin embargo, y con una orientación mucho más bajo perfil, durante los últimos años ha logrado infiltrar en las premiaciones más relevantes del mundo del cine varias películas que han ganado la gloria y roto estereotipos.

Desde Ex Machina hasta Moonlight –esta última ganó en los Oscar del año pasado por Mejor película–, pasando por A Ghost Story, Amy, Room o American Honey, que han recibido mucho reconocimiento en el circuito cinematográfico, A24 vino para quedarse yendo un paso más allá de los triunfos asegurados.

¿Cómo esta productora y distribuidora logró romper el paradigma de Hollywood? Mientras uno de los mercados más relevantes del cine prácticamente ha abandonado a las cintas de menor presupuesto, cambiándolas por éxitos de taquilla, durante los últimos cinco años A24 se ha encargado de llenar ese vacío con propuestas diferentes y temáticas contigentes.

Fundada el 2012 en Nueva York por tres jóvenes productores –David Henkel, John Hodges y Daniel Katz–, han sabido aprovechar las nuevas tendencias comunicativas que se han construido gracias a las redes sociales. Por ejemplo, para el lanzamiento de Ex Machina le crearon un perfil de Tinder al personaje androide de Alicia Vikander; mientras que para promocionar la popular Spring Breakers hicieron un collage donde James Franco aparecía como Jesús en la última cena. Obviamente, ambas campañas se volvieron virales y demostraron que la distribuidora sabe cómo jugar con la publicidad para lograr sus objetivos.

Este año siguen derribando fronteras y tienen en parrilla dos de las películas más esperadas del 2017. Hablamos del éxito de Greta Gerwig, Lady Bird, y “la película más mala de todos los tiempos”, producida por James Franco y compañía, The Disaster Artist. Hace unas semanas se publicó que el éxito de la joven Gerwig “rompió el internet” y logró puntuación perfecta en el sitio especializado de películas, Rotten Tomatoes, aún cuando no ha sido estrenada. Franco, en tanto, dirigió y protagonizó esta cinta que podría valerle una nominación al Oscar por su actuación.

Tampoco nos podemos olvidar de The Florida Project, el filme de Sean Baker protagonizado por Willem Dafoe quien ya se conoronó como mejor actor en algunos festivales de cine independiente como el Los Angeles Film Critics Association (LAFCA) o el New York Film Critics Circle.

Muchos medios han señalado a A24 como los salvadores del cine por su capacidad de redefinir lo que significa hacer películas y cómo no, si los espectadores ya podemos ver en la pantalla grande una puesta en escena diferente e inclusiva y que llegó para quedarse.