El escándalo de Harvey Weinstein que remece Hollywood

Una investigación realizada por el New York Times reveló las fuertes acusaciones en contra del reconocido productor de Hollywood Harvey Weinstein. Se indagaron reportes legales y se realizaron entrevistas a diferentes trabajadores de la industria del cine (Miramax y Weinstein Company) que revelaron las diversas alegaciones que por décadas se realizaron contra Weinstein por acoso sexual y contacto físico no deseado.

Todas estas historias tienen una narrativa en común: Weinstein invita a las mujeres a un hotel por motivos de trabajo pero ellas terminan descubriendo que en realidad son otras las intenciones. Siempre seleccionaba lugares de lujo y solía aparecer frente a sus invitadas casi desnudo mientras les pedía un masaje. Se trataba de mujeres jóvenes, en sus 20, tratando de hacerse una carrera en Hollywood.  Muchas lo describen como una persona manipuladora, que se aprovechaba de su posición de poder y reconocimiento.

Algunas no denunciaron por vergüenza, otras por miedo y otras porque no tenían testigos a su favor. Las mismas afectadas comentan que esto no era un secreto para las personas que trabajaban con Weinstein. Y es que hablar en su contra podría ser perjudicial para su trabajo, pues colaborar con él significaba dinero, fama y reconocimiento —cabe recordar que sus producciones lograron recolectar seis premios Oscar por Mejor película—.

Weinstein llegó a un acuerdo comercial con varias de las afectadas y resolvió estos incidentes a través de sus abogados. Entre ellas está la actriz Ashley Judd, modelos, trabajadoras de las diferentes sucursales de su empresa e incluso lectoras de noticias como Lauren Sivan, quien afirmó que el productor la acorraló en un restaurante cerrado al público y se masturbó frente a ella. Weinstein fue removido de su cargo mientras se espera que sucederá con los alegatos.

Durante los últimos días varios rostros se han manifestado por lo sucedido como la actriz Meryl Streep, cuya publicista, Leslee Dart, ha colaborado con el acusado en varios filmes. Otras celebridades como Lena Dunham, Amber Tamblyn y Rose McGowan también han expresado sus molestias luego de que se conocieran detalles del escándalo. ¿Y qué pasa con los hombres? Judd Apatow expresó su admiración por quienes han contado su terrible experiencia pero no muchos han declarado en contra. Sin duda que hablar es parte fundamental para exponer a quienes se aprovechan de su posición de poder.